Patrocinado

Las ventajas de las bicicletas eléctricas

La marca Moma Bikes fabrica, distribuye y vende sus propios productos y modelos made in Europa caracterizados por su buena calidad

La movilidad está experimentando una revolución en todo el mundo. La necesidad de apostar por modelos más sostenibles y por el uso de vehículos que no utilicen energías fósiles están propiciando el uso de nuevas tecnologías en los entornos urbanos con el objetivo de configurar una movilidad respetuosa con el medio ambiente. Tanto es así que las propias ciudades se están adaptando y eliminando carriles para coches con el objetivo de favorecer el uso de vehículos como las e-bikes, los patinetes eléctricos o segways, entre otras opciones.

Entre estos vehículos más sostenibles, las bicicletas eléctricas se están convirtiendo en las grandes protagonistas. No hay más que analizar el número de kilómetros de carriles bici instalados en Europa en los últimos años. Ciudades como París, en Francia, cuenta en la actualidad con 700 kilómetros de carriles bici, mientras que en España, Madrid tiene una red que suma 130 kilómetros, y otros 130 en la periferia.

La pandemia ha acelerado está transición hacia una movilidad más sostenible que está beneficiando el uso de bicicletas eléctricas en detrimento de los vehículos de combustión. Además, el cierre de los núcleos urbanos en las grandes ciudades a los vehículos más contaminantes ya está incentivando e impulsando el uso de este tipo de vehículos, cuya demanda por parte de los usuarios está en alza desde hace años.

Los motivos de la mayor adquisición de estas bicis son varios. Y es que son muchas las ventajas que tiene. Tanto para el medio ambiente como para los propios usuarios, ya que es un medio de transporte saludable y económico. Por ello, vamos a ver cuáles son algunas de las ventajas que tiene el uso de estas bicicletas, según explican desde Moma Bikes, compañía líder en el sector que fabrica, distribuye y vende sus propios productos y modelos “made in Europa”.

Vehículos no contaminantes

Una de las grandes ventajas que tienen las bicicletas eléctricas es que no contaminan. Por tanto, las e-bikes son un excelente vehículo para moverse dentro de las grandes capitales que en los próximos meses, y años, empezarán a restringir el uso de los coches más antiguos y contaminantes. Para todas aquellas personas que tengan que realizar una distancia corta-media para ir a trabajar, las bicis eléctricas son la opción más recomendable.

Otro de los motivos es el factor económico. Por un lado, los precios de las e-bikes son cada vez más populares y existen diferentes modelos, tanto para usar en zonas urbanas o de interior gracias a la existencia de bicicleta eléctrica de montaña, lo que cubre una amplia gama de necesidades. Por otro lado y con el precio de la gasolina que hay en estos momentos, los dueños de un medio de transporte como estos se ahorran una gran cantidad de dinero a lo largo del mes.

Un medio de transporte para todas las edades

Las bicicletas eléctricas, tal y como señalan desde Moma Bikes, pueden ser utilizadas por diversos públicos, independientemente de su edad. Y es que las e-bikes incorporan un pequeño motorcito que ayuda a los ciclistas y hace más cómoda la circulación en cualquier tipo de entorno. Los conductores deben hacer menos esfuerzo, lo que favorece la subida de cuestas o rampas, por ejemplo.

Esta “ayuda” está disponible en todos los modelos. Al respecto, Moma Bikes cuenta en su oferta con modelos de bicicletas eléctricas tipo montaña, de paseo y plegables, que se adaptan a las necesidades de sus usuarios. Las bicicletas producidas por la marca, que son de calidad y tiene el sello “made in Europa”, además de asistir durante el pedaleo también ayudan a cumplir con la legislación actual. Y es que deja de ayudar al ciclista cuando supera los 25 kilómetros por hora, que es límite legal establecido.

Para terminar, el uso de una e-bike tiene un impacto directo en la salud de las personas que las utilizan. De hecho, para muchos que ahora usan este tipo de bicicletas por primera vez ha supuesto su primer contacto con la práctica habitual de ejercicio. Y es que aunque es cierto que el motor eléctrico que incorpora minimiza el esfuerzo, la verdad es que el ciclista debe pedalear y, por tanto, está haciendo deporte.

En España, Moma Bike es un referente en la fabricación de este tipo de bicicletas. Lleva más de 15 años fabricando bicis y tal es su apuesta por la calidad que, además de seguir los estándares de fabricación europeos, “ofrecemos garantía para el cuadro de por vida”, apuntan desde esta compañía.

Sobre el autor

TicoDeporte.com