España

Vinicius salva el estreno liguero de Solari

  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

EP. – El Real Madrid puso fin a una racha de cinco partidos ligueros sin ganar después de imponerse al Real Valladolid 2-0 en el Santiago Bernabéu, tras un duelo en el que el brasileño Vinicius Jr. aprovechó la confianza de Santiago Solari para deshacer, con el primer tanto, el embrollo del conjunto blanco.

En una tarde fría en el Bernabéu, el delantero del filial emergió desde el banquillo para rescatar una victoria que se les resistía ante los pucelanos, que se encontraron con el larguero en un par de ocasiones y que a punto estuvieron de dar la sorpresa en el coliseo blanco, que castigó la inoperancia de sus futbolistas después del 5-1 en el Clásico.

En el primer examen para Solari tras el ensayo de Melilla en Copa (0-4), el entrenador argentino sentó a Isco Alarcón en favor de Marco Asensio, encargado de acompañar en ataque a Karim Benzema y a Gareth Bale. Las bajas le obligaron también a formar una línea defensiva de circunstancias, con Sergio Reguilón como principal novedad. Vinicius, el gran olvidado de Lopetegui, esperó su turno en el banquillo.

Recibido por el Fondo Sur con una pancarta con el lema ‘Por este escudo hay que morir en las gradas y en el campo’, el conjunto madridista comenzó mordiendo. Así, Benzema estuvo a punto de aprovechar en el minuto 3 un buen pase filtrado de Asensio, pero su disparo se marchó rozando el poste de la portería de Masip.

El propio delantero francés y Bale pudieron abrir la cuenta en los minutos siguientes, en los que el conjunto de Solari llevó peligro especialmente por la banda derecha, donde Reguilón respondió bien a los galones con varios centros con intención. Posesiones largas que, sin embargo, no se tradujeron en gol.

Poco a poco, los de Sergio González fueron encontrando su sitio. Antes de la media hora, Antoñito puso un gran centro a Enes Ünal que Courtois interceptó antes de que el delantero turco pudiese conectar con él. Poco después, el propio Antoñito recibió de Leo Suárez y la picó por encima del portero belga ante su salida, pero el balón se fue alto. Sin tiempo para reaccionar, Toni Villa también pudo sorprender el cuadro blanco en un chut cruzado que se fue lamiendo el poste.

La sucesión de ocasiones pucelanas desesperó al Bernabéu, donde se empezaron a escuchar los primeros pitos, que subieron en intensidad cuando el colegiado señaló el descanso, despedido con un nuevo cabezazo de Ünal. A pesar de todo, el técnico interino del Madrid optó por no hacer cambios tras el paso por vestuarios.

AVASALLADORES TRAS EL DESCANSO

Aun así, la segunda mitad comenzó con tres ocasiones seguidas para los locales, inauguradas por un remate de cabeza de Casemiro en el segundo palo. Calero tuvo que sacar, un minuto más tarde, otra pelota en línea de gol, y Masip salvó a los blanquivioletas ante un nuevo disparo del centrocampista brasileño, que en el 54 abandonó el terreno de juego para dar entrada a Isco.

Lejos de amilanarse, el Valladolid buscó con insistencia la portería blanca y se encontró con el larguero en menos de diez minutos; en el 57, Alcaraz estrellaba el balón en el travesaño y Toni Villa repetía en el 64. Entre las dos ocasiones, Courtois desbarataba otro lanzamiento del centrocampista murciano.

Bale, tras un nuevo partido sin incidencia, y Asensio pagaron el descontento de la parroquia madridista, que les despidió con una tremenda pitada cuando fueron sustituidos, que en cambio mostró su cariño a un Vinicius que pudo jugar el último cuarto de hora.

Fue precisamente el ariete brasileño quien, cuando el tiempo se consumía, desbordó a la defensa vallisoletana y puso un centro que, tras pegar en Kiko Olivas, quedó fuera del alcance de Masip y se coló en el fondo de las mallas.

El miedo quedó totalmente desterrado cuando Calero cometió penalti sobre Benzema; y luego Ramos, pitado por el público por sus declaraciones esta semana, se encargó de materializar la pena máxima, ofreciendo la tranquilidad a Solari en su estreno liguero.

Sobre el autor

TicoDeporte.com