Primera División

Pérez Zeledón explotó el menosprecio de la Liga para avivar su casta de campeón

Archivo Prensa Pérez Zeledón
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Municipal Pérez Zeledón recuperó su estirpe de campeón con una contundente y merecida victoria 4-1 sobre la Liga Deportiva Alajuelense, que a pesar de su paso perfecto, decidió rotar su once estelar con una alineación plagada de juveniles, en una noche donde los Guerreros del Sur no dudaron en exprimir la inexperiencia y en cierta parte, displicencia, que ofreció su rival para así cosechar su primer triunfo del campeonato.

Ambas escuadras llegaron a la cuarta fecha del Clausura 2018 con panoramas opuestos, pues Alajuelense venía de una racha de tres victorias consecutivas, en plena disputa por el primer lugar, mientras que por su parte, los generaleños aún sufrían de cierta resaca del título de campeón, ya que cosecharon dos empates y una derrota en los primeros tres cotejos del Clausura.

El estratega de los actuales monarcas, José Giacone, alineó a la dupla de ataque, que tantos éxitos consiguió el certamen anterior, compuesta por Josué Mitchell y Lauro Cazal. Asimismo, el hombre estrella de final contra el Herediano, Jeykel Venegas, finalmente regresó al once estelar luego de cumplir la sanción de tres encuentros y apenas iniciado el partido, su presencia influyó en la apertura del marcador.

Al minuto 5, Venegas superó la tímida del juvenil Jurguen Román dentro del área, quien torpemente cometió una falta sobre el pesetero, que el árbitro Adrián Elizondo no dudó en señalar.

Keylor Soto, como es costumbre, canjeó el cobro de penal por gol para decretar el 1-0 al 6’ e iniciar así la fiesta en el Valle de General y en contraparte, la amargura de la zaga visitante.

Cuando los erizos intentaban ordenar sus ideas en terreno del juego, Mitchell marcó su segundo gol del torneo gracias a un cabezazo que por las condiciones de la cancha, aunado a la inexperiencia del guardavallas Miguel Ajú, acabó en el fondo de la red tras una pobre técnica a la hora de atajar el balón del joven portero. 2-0 al 17’ y la noche apenas comenzaba.

La desazón en el banquillo manudo se consumió al 32’ cuando Cazal aprovechó un verdadero entrevero en el área luego de un saque de esquina y estampó el 3-0 de ensueño con un testarazo a escasos centímetros de la línea de gol. El espectáculo del campeón era una pesadilla en progreso la defensa alajuelense, pues parecía que cada llegada de su rival, podría acabar en anotación.

El director técnico Nicolás Dos Santos buscó prender la chispa en ataque con los ingresos de Allen Guevara y los hondureño Alex López y Roger Rojas.

Jonathan McDonald erró una vez más un mano a mano contra Alfonso Quesada, quien superó la definición del ariete, como lo hizo justo antes del cierre de la etapa inicial.

No obstante, cualquier esperanza rojinegra de regresar al cotejo, se ahogó al 50’ cuando Mitchell sobrepasó el marcaje de Darío Alfaro y un cabezazo que parecía ir en cámara lenta, inexplicablemente venció el paupérrimo esfuerzo de Ajú de despejar el balón en una acción que estampó el 4-0 momentáneo.

El gol de la honra llegó en los pies de Guevara tras un achique de Quesada ante Rojas que Guevara aprovechó

Sobre el autor

Víctor Ulloa

Estudiante avanzado en periodismo en el Colegio Universitario San Judas Tadeo. Belemita apasionado por el fútbol y el fútbol americano de la NFL.