Copa Libertadores

Boca y River jugarán la final soñada de la Copa Libertadores

  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  

 

AGENCIAS. – Boca Juniors empató esta noche 2-2 en la casa del Palmeiras brasileño y consiguió avanzar a la gran final de la Copa Libertadores, soñada e histórica desde todos los ángulos ya que se enfrentarán a su eterno rival River Plate.

El juego de ida de la final se disputará el próximo sábado 10 en la casa xeneize La Bombonera, mientras que el juego de vuelta y definitivo se jugará en la casa millonaria el Estadio Monumental, el sábado 24 de noviembre, ambos juegos a la 1 p.m. hora de Costa Rica.

El primer tiempo comenzó con mucha intensidad por parte del elenco local, que rápidamente a los 9 minutos, convirtió el primer gol del encuentro, el cuál provocó la explosión de sus hicnhas, pero que segundos después fue anulado por el juez colombiano Wilmar Roldán, quien por recomendación del VAR, sancionó una posición de adelanto de Deyverson en el inicio de la jugada.

Boca Juniors igualó 2-2 con Palmeiras en el Allianz Parque de Sao Paulo, y se instaló a la final de la Copa Libertadores con un global de 4-2 a su favor, instancia que definirá con el superclásico ante River Plate, el 7 y 28 de noviembre.

El primer tiempo comenzó con mucha intensidad por parte del elenco local, que rápidamente a los 9 minutos, convirtió el primer gol del encuentro, el cuál provocó la explosión de sus hicnhas, pero que segundos después fue anulado por el juez colombiano Wilmar Roldán, quien por recomaendación del VAR, sancionó una posición de adelanto de Deyverson en el inicio de la jugada.

Nueve minutos más tarde, Boca Juniors dio el golpe de gracia y mediante un tanto de Ramón “Wanchope” Ábila se puso en ventaja y encaminó de forma casi definitiva la clasificación a la final del certamen continental.

Ya en el complemento, Palmeiras salió con todo y rápidamente marcó dos importantes goles de Luan (53′) y Gustavo Gómez, de penal (60′), quedando a solo dos anotaciones de la clasificación y con gran parte del segundo tiempo por delante.

No obstante, la salvación para los “xeneizes” vino desde la banca con Darío Benedetto, quien al igual que en la ida, anotó un importante gol que selló el avance definitivo de su escuadra hacia la “final soñada” (70′).

Sobre el final, algún tímido intento de los dirigidos por Luiz Felipe Scolari, que no alcanzaron a inquietar al sólido portero Agustín Rossi, y a la defensa del cuadro argentino que, de forma inteligente, dejó transcurrir los minutos finales, cerrando su victoria en la serie.

Cabe destacar que esta será la tercera final de Copa Libertadores que se disputará entre dos equipos del mismo país, luego de las que se jugaron en 2005, con triunfo de Sao Paulo sobre Atlético Paranaense y la de 2006, con victoria de Internacional sobre el propio Sao Paulo.

Además, será la última definición que se juegue en llaves de ida y vuelta, ya que desde 2019, la final será única, formato que debutará con el duelo decisivo en el Estadio Nacional de Santiago.

Sobre el autor

TicoDeporte.com